Tolerancia a la Frustración

La baja tolerancia a la frustración implica una sensibilidad excesiva hacia todo lo desagradable, que funciona como si tuviésemos una “lupa” que magnifica el lado malo de cada situación. Lo malo es espantoso, lo molesto insoportable. De este modo este tipo de personas, con frecuencia, se sienten de mal humor, tristes, preocupados o enfadados porque sus deseos no son satisfechos de inmediato.

El error es que se centran más en el “ahora”, en eliminar su malestar como sea, en lugar de centrarse en los beneficios que conseguirían más a medio plazo, si aprendiesen a tolerar la frustración como algo inevitable en la vida.

¿Cómo piensan las personas que no saben tolerar la frustración?

familia-conflictos-mas-humano-psicologos-coruña

  • Creen que tienen que conseguir todo lo que quieren, exigiendo e insistiendo como sea.
  • Creen que es necesario que la vida sea fácil y cómoda.
  • Creen que cualquier dificultad, fracaso, rechazo,….es demasiado horrible como para soportarlo y se instalan en el papel de Víctimas
  • Confunden sus Deseos con sus Necesidades

 

Es muy importante saber diferenciar nuestros deseos de nuestras necesidades; si nos planteamos todo o casi todo como una necesidad, sino la conseguimos sufriremos por ello. Sin embargo, en nuestras vidas hay muy pocas necesidades reales: Alimentación adecuada, nivel de seguridad razonable, contacto social,…….todo lo demás son deseos o “pseudonecesidades”, sin los que podríamos seguir viviendo.

En cambio, las personas que no aprenden a tolerar la frustración, si quieren algo lo quieren ya. Son personas impulsivas y su modo de interpretar la realidad es todavía inmadura. De hecho la baja tolerancia a la frustración suele estar presente en problemas relacionados con la dificultad en el control de impulsos como adicciones a sustancias, juego patológico, compra compulsiva….

En la actualidad, nos hemos habituado a valorar casi cualquier deseo como una necesidad, generando un sufrimiento añadido que no nos correspondería vivir.

¿Cómo piensan las personas que sí saben tolerar la frustración?

 

Para ellas la vida en general es más agradable, no porque tengan menos problemas, sino porque no reaccionan ante ellos con tanta intensidad, ni intentan escapar para no sentir; aceptan con más facilidad el dolor, la incertidumbre, la incomodidad.

Esta actitud les permite pensar con más claridad y buscar soluciones apropiadas, responder con más tranquilidad a los imprevistos en vez de salir huyendo, lamentarse, o armar un escándalo; como haría alguien que no sabe tolerar dichos inconvenientes.

La Terapia Racional Emotiva del psicólogo cognitivo Albert Ellis , recoge este concepto que sigue teniendo múltiples aplicaciones en la psicología cognitiva actual.

Más información:

https://g.co/kgs/6bsYq9

 

Tolerancia a la Frustración
Valora esta entrada

Deja un comentario