Uno de los objetivos prioritarios en Terapia de Pareja es aprender a manejar bien el conflicto, utilizando un buen sistema de comunicación. Hay que esforzarse para que la comunicación sea clara y segura. En muchas ocasiones, lo que trata de decir tu pareja puede ser muy diferente de lo que tú escuchas; así muchas de nuestras discusiones comienzan con la imposibilidad de comprender lo que dice nuestra pareja, de manera que provoca nuestro enfado. Por tanto, para que la comunicación sea clara hemos de tener en cuenta “Los Filtros”.

Comunicación en pareja: Los Filtros

 

Todos tenemos muchas clases de Filtros, instalados en nuestra mente: afectan a lo que oímos, decimos y la forma en que interpretamos las cosas.  Los filtros que pueden afectar a la comunicación en pareja más comunes son:

  • Falta de Atención : Pueden afectar factores externos ( ruidos, tv, niños,..) y factores internos ( estar cansado, distraído, estar preparando lo que vamos a contestar,..) Estos factores distraen de la conversación, hemos de asegurarnos de contar con la atención de nuestra pareja y ofrecerle la nuestra; si en ese momento no es posible, aplazar la conversación para un momento mejor es lo más conveniente.
  • Estados Emocionales: Si estamos desanimados, de mal humor, o preocupados por algo; es más probable que interpretemos cualquier cosa que haga o diga nuestra pareja de forma negativa.
  • Creencias y expectativas: las personas tendemos a ver y oír lo que esperamos ver en los demás. Adjudicamos a los demás el comportamiento que coincide con lo que esperamos de ellos. Esta expectativa se convierte en filtro que distorsiona la comunicación. Leer la mente de otra persona se manifiesta cuando alguien asume que sabe lo que su pareja está pensando y sintiendo.
  • Diferencias de estilo: Los estilos para comunicarse están determinados por muchas influencias, que incluyen, la cultura, educación, antecedentes familiares,…que pueden causar graves malentendidos que se convierten en poderosos filtros que entorpecen y dificultan la comunicación. Por ejemplo, un estilo familiar muy comunicativo con expresión de gran intensidad cuando es emotiva, frente a una familia más reservada. Ser conscientes de los efectos de los diferentes estilos de comunicación puede ser de muy útil para impedir desacuerdos y malentendidos.

Para que la Terapia de Pareja funcione, hay que avanzar a través del conflicto, sin que la perjudique. Es preciso utilizar estrategias y técnicas previamente acordadas en terapia,  con el fin de mantener las conversaciones seguras y bajo control. Esto no significa que las conversaciones siempre sean agradables, sino que están trabajando para mantener controladas las interpretaciones negativas, el enfado, la impulsividad,…Si logramos que la comunicación sea más clara y segura, podremos compartir con nuestra pareja lo que pensamos, deseamos, sentimos,…sin temor a ser juzgados, cuestionados o subestimados. De este modo la relación de pareja se fortalece, avanza y se consolida.

http://mas-humano.es/pareja

 

Terapia de Pareja: Aprender a comunicar
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario