¿Cómo pasa una pareja de la ilusión a la desilusión, del encantamiento al desencanto, de la satisfacción suprema a la insatisfacción?

En un caso como el de María y Pedro, se puede observar como Pedro había pasado de una actitud de admiración hacia María, a una crítica exacerbada. La actitud de María no había cambiado, lo que había cambiado era la visión que Pedro tenía de ella, su perspectiva; era como si él se hubiese puesto otras gafas y la viera de forma diferente. Ahora le parecían negativas las mismas cualidades que antes le parecían brillantes. Por ejemplo, su espontaneidad, que antes atribuía a su espíritu libre, ahora le parecía debido a su carácter débil; y lo que antes le parecía juguetón, ahora le parecía infantil.

Pedro idealizó a María hasta que surgieron los inevitables problemas de convivencia. Entonces empezó a contemplar a María más como una rutina que como un deleite.

“En pareja un cambio de perspectiva trae consigo un cambio de sentimientos”

Las Expectativas en la pareja

Cuando en la relación de pareja no se ven cubiertas las expectativas empieza la decepción. En muchas ocasiones se tiende a culpar al otro de dicha decepción, cuando en realidad pudo haber alimentado expectativas poco realistas.

Cuando en una relación no íntima alguien falla en corresponder nuestras expectativas, nos sentimos decepcionados y tendemos a esperar menos de esa persona. Nuestras expectativas se ajustan a las experiencias.

En una pareja la reacción es muy distinta y la reacción no conduce a una reducción de expectativas.

Las expectativas en una relación de pareja son, por lo general, menos flexibles que en una relación sin compromiso. Un aspecto común es interpretar los errores como un “fallo general” de la relación, se consideran los errores del otro como falta de interés.

Es muy importante ante las primeras señales de desgaste en la pareja, abordar qué es lo que está sucediendo y no esperar a que el paso del tiempo lo solucione, como si tratásemos una gripe. En pareja los conflictos no se resuelven por sí mismos, sino que conducen a conflictos aún mayores y profundos.

Podemos aplicar la terapia cognitiva a la relación de pareja, como describe en su magnífico libro Aaron T. Beck, ” Con el amor no basta”.

http://mas-humano.es/pareja

“Con el Amor no basta”
2 (40%) 2 votes

Deja un comentario